Un Stop-Motion dentro de otro.

Aún me sorprendo, en un momento dónde la creatividad audiovisual parece estar estancada siguen apareciendo cosas excelentes. Hecho con 500 personas y más de 1.500 fotos. Mucho trabajo, pero el resultado no tiene precio.

Anuncios

Necesitamos mirarnos al espejo para saber quién somos.

Más Reflexiones

No sé si son los temores de la madurez o los miedos a tirar hacia delante, dejando pasar lo acontecido detrás, pero de vez en cuando las experiencias del día a día te ayudan a el crecimiento personal.

Últimamente me encuentro en entre trifulcas, nervios y tensión. Muchas personas en situaciones críticas como las que vivimos aprovechamos por indignarnos y perder esa humanidad, esos principios que todo ser humano tiene en su ética o filosofía. Demostramos la parte más negativa de la persona, la violencia. Y no de manera física, hay muchos tipos de esa, no es necesario llegar al contacto para atacar a otro. Quizá sea nuestro perfil más animal, la parte negativa de nuestra personalidad humana.

Por qué comento esto, os preguntaréis algunos. La sociedad vive una crisis muy grave, y no sólo económica ni política. Vivimos una crisis de valores. No caminamos juntos hacia un futuro, caminamos envueltos en egos, individualidades y quejas. Parece que la vida o el vivir en paz se ha convertido en destruir a quien te envuelve o quién te importa. Estoy de acuerdo en que todos luchamos por un interés y por poder salir hacia delante, pero no tenemos porqué pisarnos los unos a los otros. Al fin y al cabo vivimos una sola única vida y debemos disfrutarla al 100%, la maldad sólo crea conflictos, mal estares y problemas.

Seamos conscientes de lo que tenemos y de lo que queremos, pero sin destruir a quién nos importa, nos ayuda y en algunos casos nos quiere.

Sólo son algunas palabras que necesitaba escribir o expresar libremente, unas ideas que rondan últimamente mi cabeza. Quizá utilizo mi bitácora como psicólogo.

Gracias por escucharme y no intento herir ni faltar a nadie.